la ventana

Ben Esra telefonda seni bosaltmami ister misin?
Telefon Numaram: 00237 8000 92 32

la ventanaAquella tarde lluviosa, Lorena contemplaba el jardín desde su habitación, con la mirada cansada paseaba anhelante a través del cristal entre las rosas y azucenas que se meneaban por la lluvia, ella deslizaba su mirada de un lado al otro esperando que el aguacero parara, pero la copiosa lluvia no dejaba de caer y sus dedos bailaban inquietos entre sus muslos rosados y sus rodillas enrojecidas, había estado sentada el viejo sofá junto aquella ventana más de lo que le gustaría admitir y sus brazos empezaba a sentirse cansados, eran ya las doce de la noche cuando de súbito, una luz encendió al otro lado de la cerca llamando su atención, allí estaba de nuevo su Vecino, Javier un joven de 25 años que solía pasar sus noches con alquiladas compañías de no más de 22, de nuevo había traído a otra chica para pasar la noche.Últimamente era más frecuente verlo salir pero esta noche Lorena sabía que la lluvia lo obligaría a pedir a domicilio.A Javier siempre le habían gustado rubias, y ella era un especialmente hermosa, su cabello lacio que caía sobre sus hombros delgados y surcaba su espalda desnuda que se derramaba sobre la cama mientras Javier la empujaba con besos intensos pero cortos estirando la piel de sus labios mordiéndolos con los suyos y llevándola al rincón más iluminado de la cama matrimonial, ella se recostó dejando caer el peso de su cuerpo sobre las sabanas y sin mediar palabra deslizó sus manos hacia sus caderas sacándose de ataşehir escort la falda rosa las pantaletas que ya pintaban marcas de la excitación.Y mientras la tela recorría su piel rodando por su cuerpo como las gotas que recorrían la ventana, Laura en su propio placer lejano buscaba sus muslos rozándolos con sus dedos finos enfocando mirada en la chica al otro lado de la ventana, quien ya despojaba a su cuerpo pálido, una a una de las prendas que le cubrían quedando solamente una fina capa de tela que se ajustaba a sus bien tornados muslos. Aquellas medias enloquecían a Javier, quien sin prisa las recorrió una y otra vez deleitándose en su textura, luego, con el dedo índice empujando contra la piel suave y enrojecida de los muslos de la chica metió su dedo entre la piel y la tela a pocos centímetros debajo de aquel ombligo rosadito que humedeció ya por el rocío del sudor se agitaba en la voraz necesidad de tacto.Javier, bajó su rostro y se llevo a la boca tan anhelante pedacito de piel, mordió con sus labios el borde de aquel ombligo y lo estiro levemente provocando en su amante un enrojecido suspiro de gozo, ella levantó sus manos acariciando sus mejillas, mientras el bajaba beso a beso marcando el camino hasta su pubis plagado de vellitos que comprimidos por la tela translúcida que destellaban entre los muslos de aquella muchacha, todos rubios, pálidos y erizados.Levantó la tela con su dedo y vio que ya marcada contra la piel de la kartal escort joven había enrojecidos lienzos que bordeaban sus caderas, la tomo entre su brazos levantando su culo de la cama hasta sus labios pudieron sentir la temperatura de aquella tersa piel y derramó gotitas de saliva que lentamente deslizaba de su boca en una fina hebra de humedad que recorrió los ceñidos bordes que enmarcaban su cadera. Mientras Laura agitada por aquel espectáculo, batallaba con su bragueta buscando el pestillo, al que finalmente halló después de un segundo y bajo su shorts hasta sus rodillas, su piel acaramelada ya sudaba por la excitación de su cuerpo y sus pezones endurecidos se marcaba bajo la tela de su blusa roja, sin vacilar metió sus dedos bajo la tela blanca de su pataleta y movió sus dedos en busca de aquel espacio intimo,La raja de Lorena se estremeció de placer apenas el dedo roso sus ya húmedos labios. La transpirarte y humedecida tela estorbaba su propósito, así que en un movimiento rápido y ágil la estiro cuanto pudo dejando al Aire aquel peludo coño que casi palpaba el deseo de recibir un buen palo, Javier ya están listo, su duro caño estaba parado, mientras la joven desnuda tirada en la cama abrió la piernas lista para recibir la furiosa erección que palpitaba entre los muslos de Javier, apenas la punta de la gruesa pija roso el coñito de aquella joven, ella se deshizo en gemidos que le provocaban a Javier el más sutil de los placeres, kadıköy escort tomo las estrechas caderas enrojecidas de la joven y arremetió contra ellas en un golpe de pura lujuria hundiendo su virilidad hirviente en tan anhelante coñito, la joven dio una serie de gemidos ahogados mientras el dolor y el placer se mescaban en su vientre, y sus pechos danzaban al ritmo de los golpes que recibía cada ves más efusivos del cuerpo de Javier, mientras Lorena presa de la excitación, hundía los dedos en su raja, estrechando el espacio entre sus muslos tratando de simular la virilidad de Javier, imaginando que era ella la receptora de ese vaivén de gloriosas embestidas y deleitándose en los enrojecidos espasmos del culo de Javier a través de la ventana.Lorena sintió la electricidad correr por su vientre y una excitación masiva empujar sus pliegues mientras la cremosa corrida brotaba de sus labios rosados, llenando su palma y derramándose en el sofá, al mismo tiempo Javier empujaba dentro de la joven toda su impetuosa hombría explotando en corrosiva eyaculación llenado el joven vientre con su cálida semilla sin percatarse las fuerzas de dejaban mientras se derramaba en sus pechos suaves y palpitantes de aquella joven y cayendo los tres en el letargo del éxtasis, Javier aun con su pija dentro del coño desbordado de la joven y Laura aún con sus dedos metidos entre sus labios húmedos se perdieron en el éxtasis paralizante esperando que la lluvia apagará el calor de sus muslos consumiéndose junto aquella noche.Te agradezco por llegar hasta aquí y te pido que comentes que te pareció, acompáñame en este camino y ayúdame a mejorar, espero encontrarte aquí para mi siguiente relato.

Ben Esra telefonda seni bosaltmami ister misin?
Telefon Numaram: 00237 8000 92 32